Cartagena

“(…) También me dijo Lemaitre
Que España no se rindió
Que los piratas ingleses
A su paciencia colmó
Y levantó una muralla bien fuerte
Para salvar a su gente
Para cuidar su bandera
Me lo contó (…)”

Empiezo este post con una de mis canciones favoritas que expresa muy bien lo que significa Cartagena de Indias para mí. Cartagena es ante todo ritmo y poesía, es también ciudad de colores ancestrales que vienen del otro lado del mar, de pasiones encendidas y rezagos de batallas, de sabores inigualables. A la vez, detrás de ese vapor húmedo del calor tropical y como trasfondo de las cumbias y los bailes de las plazas de la ciudad amurallada, permanecen intactas las contradicciones de casi todas las ciudades latinoamericanas: desigualdad, exclusión y falta de cuidado del medio ambiente.

IMG_20170803_144750_558

Con esto no quiero disminuir los deseos de conocer esta maravillosa ciudad, yo misma he caído en su fascinación y magia, solo me parece que Cartagena requiere de un poco más de conciencia y cuidado en todos los sentidos, y eso incluye al turismo.

En fin, si tenés la oportunidad de pasar unos días (idealmente 3 días y 2 noches) no te la pierdas. Cartagena es Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad y eso se vive en cada una de sus calles.

IMG_20170801_064958_781

Día 1: Ciudad Amurallada

  • Lo primero es lo primero así que sí, a caminar el centro histórico. Lo ideal es ir bien temprano para evitar el calor del mediodía, entrar por la Torre del Reloj y tomarte un buen jugo de frutas tropicales en cualquiera de los puestos que vas a ver por todo el centro! Si lo tuyo no es tan callejero, te recomiendo los jugos de Se Volvió Prisprí. ¿Qué sabores no te podés perder? Níspero, zapote y tamarindo.
  • Realmente por toda la Ciudad Amurallada hay rincones mágicos, así que no te voy a recomendar por dónde caminar, dejarse llevar es la mejor opción. Si igual preferís una guía todos los días a las 10 am y a las 4 pm salen las visitas guiadas a pie desde la Plaza de Santa Teresa.

IMG-20180725-WA0013-01

  • Es hora del almuerzo y se viene lo mejor, Cartagena está llena de lugares para probar gastronomía local e internacional. Si te gustan las experiencias únicas y con sentido social Interno puede ser una buena opción. Funciona en la Cárcel Distrital de Mujeres de San Diego, sirve gastronomía local (alrededor de US$30 el menú completo) y apunta a generar oportunidades para la reinserción social de la población carcelaria.  En La Cevichería,María Don Juan hay platos deliciosos de mariscos y pescados.
  • Después de almuerzo y si te gusta la historia y la arquitectura, podés visitar la Casa Museo Rafael Núñez (presidente de Colombia durante 4 períodos). Si bien no está dentro de la ciudad amurallada, está literal al lado, en el Barrio El Cabrero. La residencia es un encantador ejemplo de una casa caribeña, pensada para soportar las inclemencias del tiempo cartagenero.

  • Por la tarde nada mejor que tomarse un café o, si todavía no la probaste, una limonada de coco en Ábaco Librería donde compré mi primera guía de Colombia allá por 2009! Otro recomendado para la tarde es Mila, con miles de propuestas dulces para antojarse.
  • Al caer la tarde es obligatorio al menos pasar por Café del Mar para ver los maravillosos atardeceres desde la muralla. Para seguir la noche te sugiero uno de mis favoritos: los cócteles y la terraza de Alquímico

Día 2: Día de Playa

  • A una hora en lancha desde el Muelle de La Bodeguita, está el archipiélago de las Islas del Rosario, formado por alrededor de 27 islas con playas de arenas blancas y mar cristalino. Podés acercarte al muelle y averiguar las lanchas y los planes (ideal lo más temprano posible para aprovechar el día) o anticipadamente reservar un pasadía en el hotel. Te recomiendo Isla del Pirata e Isla del Encanto si lo que querés es hacer snorkel o bucear. Las dos cuentan con alojamiento por si preferís quedarte una noche. Si buscas algo más exclusivo puede ser Isla Coralina o en Isla Grande, el Hotel San Pedro de Majagua.

Screenshot_20180725-121612-01

  • Si tu intención es conocer Playa Blanca, en la Península de Barú, te sugiero que sea en temporada baja (temporada alta: diciembre, enero, junio, julio y Semana Santa) para evitar multitudes.
  • Es conveniente verificar bien qué incluyen los planes y excursiones y que las lanchas cumplan con la reglamentación prevista.

IMG-20180725-WA0014

1009870_726647717353847_1403546493_n

Día 3: Getsemaní y el Castillo San Felipe de Barajas

  • Getsemaní es tal vez el barrio más bohemio de Cartagena. Su espíritu de barrio se vive más que nunca en sus coloridos callejones, cuando los vecinos sacan las mesas a la calle y juegan a los dados o a las cartas hasta el anochecer. En Getsemaní las expresiones populares también se encuentran en los hermosos grafittis que cubren los muros y en los espectáculos musicales que se dan por las noches en la Plaza de la Trinidad (con la iglesia fundada 1539 de fondo).

IMG_20170731_085147_985

IMG_20170730_154256_080

  • Algunos muy buenos restaurantes y hoteles también se concentran en este barrio. Por ejemplo para un brunch saludable y orgánico está Beiyú (Calle del Guerrero No. 29-75) u Ohlala Bistro para algo más francés. Al mediodía las pizzas y pastas de Di Silvio Trattoría son una buena opción y a buen precio. Demente, justo en la Plaza de la Trinidad, es ideal para empezar la noche con sus deliciosas tapas, cócteles y buena música. Y para terminar el día al mejor estilo cartagenero Bazurto Social Club es un must!

IMG_20170729_171850_412IMG_20170729_165741_268

  • Cuando ya pasó el intenso sol del mediodía el Castillo San Felipe de Barajas es una buena opción para obtener lindas vistas de la ciudad y aprender de su historia que data de 1657. Al salir no te pierdas el Monumento a los Zapatos Viejos, otro ícono de Cartagena, construido en honor a uno de sus poetas.

Tips extras

  • La oferta hotelera de Cartagena es casi interminable, pero como esta es una guía muy personal te recomiendo donde me hospedé la última vez: Posada La Fe en Getsemaní. Es un sencillo pero encantador hotel boutique con solo 6 habitaciones y terraza con vista panorámica, a 5 minutos caminando de la ciudad amurallada. De la misma cadena también está Casa La Fe en el centro histórico. La zona de Bocagrande, más moderna, también concentra muchísimos hoteles que tienen la ventaja de estar cerca de las playas más turísticas de la zona.
  • Si vas hasta Bocagrande tenés que parar en el Kiosko El Bony, enfrente del Hotel Caribe y sobre la playa, para probar un delicioso cóctel de camarones, plato/snack típico de la costa.

IMG_20170730_072500_830

  • Los taxis en Cartagena no tienen taxímetro, por lo que es recomendable arreglar el precio al destino cuando te subís. En esta nota podés revisar algunas tarifas de 2018.

IMG_20170804_085558_712

Espero que estas recomendaciones te sean de utilidad y si tenés más inquietudes no dudes en consultarme.

Hasta la próxima,

Mechy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s