Santa Marta

A decir verdad, Santa Marta no es una de esas ciudades que enamoran a primera vista. La ebullición de sus calles, la temporada alta en El Rodadero, el tráfico siempre desorganizado y el calor agobiante del mediodía pueden afectar la impresión del visitante que, con ansias de aventura tropical, decide quedarse una noche en la ciudad.
Y es que Santa Marta necesita un tiempo, lo suficiente para recorrer los mágicos callejones de su centro histórico, disfrutar de su gastronomía, conocer sus playas cercanas y caminar su costanera. De a poco el viajero entra en ese ensueño tropical de rumba suave, aroma a playa y sabor a cocos y ron. La fuerza de la Sierra Nevada aparece en los cafés de la mañana, el jugo de corozo acompaña el pescado de los mediodías y la brisa loca refresca las noches al son de los tambores de la Plaza de los Novios. Los ecos de la historia en sus antiguos muros y portones, su ambiente tranquilo, informal y de playa, la belleza de sus mezclas y su esencia original le dan a Santa Marta ese poder de encanto paulatino.

img_20180624_064543-013263682414245817974.jpeg

Por su enclave natural, entre las últimas colinas de la Sierra Nevada y las bahías azules que las bordean, Santa Marta cuenta con unos de los mejores atardeceres del mundo, perfectos para apreciarlos bañándose en las aguas cálidas de alguna de sus playas.

IMG_20180124_125748_846

Santa Marta es la ciudad más antigua de Colombia y tiene un centro histórico digno de recorrer. Desde hace un tiempo está siendo restaurado y caminar hoy por su peatonal al atardecer ya es una costumbre para turistas y locales. Si bien todavía hay sectores en los que falta un poco más de organización, hospedarse en alguno de los hostales o hoteles boutique de la zona es un buen punto de partida para recorrer esta efervescente ciudad.

img_20180625_124304_253835589928817661154.jpg

img_20180628_121958_8045570158903984059337.jpg

¿Qué hacer en Santa Marta?

Considerando una estadía de 3 días, propongo estos planes:

  • Caminar por el centro histórico, ideal por la tarde cuando baja el sol. Empezar en la Marina, ver la casona de estilo francés construida en 1920 y conocida como El Castillo y en medio de la glorieta el Homenaje a la Etnia Tayrona. Pedir un cóctel de camarones en lo de Juancho y seguir por la costanera hasta la calle 20, girar sobre la calle a la derecha y hacer 2 cuadras hasta el Parque de los Novios o Santander. Disfrutar del parque, siempre hay grupos de música y la arquitectura alrededor es fascinante. Tomar la Carrera 3 hacia la izquierda para caminar por la peatonal que continúa hasta la Calle 15, en donde está el Parque de Bolívar. Mis paradas obligadas de la peatonal son en Lulo por un jugo y Gnam Gelateria por un helado de coco. Muchos restaurantes sacan sus mesas afuera o tienen terrazas, ideales para tomar un cóctel antes de cenar. Para bailar con todo el ritmo local nada mejor que La Puerta o la terraza del hostal La Brisa Loca. Para escuchar rock y tomar cerveza hay que ir a Crab’s Bar.

IMG_20180126_122240_014

IMG_20180125_073455_337

  • Visitar el Parque Tayrona. Si lo vas a hacer en un día hay que salir bien temprano, yo recomiendo quedarse una noche en carpa (opción económica) o en ecohab (opción más costosa) para disfrutar realmente del parque y sus maravillosas playas. Para llegar al Tayrona podés hacerlo en lancha, bus, taxi, tour o vehículo propio. No soy muy afín a navegar, entonces nunca he tomado la lancha pero sé que salen de Taganga (pueblo a 15 minutos de Santa Marta adonde podés llegar en bus) y te dejan en la playa Cabo San Juan Guía 40 minutos después. Podés sacar solo una ida o ida y vuelta. Para llegar en bus debes tomarlo en el Mercado (carrera 9 con calle 10) o en la terminal. Esta es la opción más económica y realmente la que prefiero si no tengo auto propio, el conductor te deja en la entrada que le pidas (hay varias), la principal es El Zaino. Una vez pagas la entrada, un transporte te lleva hasta donde empieza el camino hacia Arrecifes (por unos $3.000 COP). Hay que caminar alrededor de 40 minutos para llegar a Arrecifes, la primera zona de camping y servicios, pero con una playa no apta para el baño. Unos 45 minutos más y llegas a Cabo San Juan Guía, donde podés dormir en hamacas o carpas. En el camino, playas como La Piscina invitan a meterse en sus aguas turquesas. El parque cierra a las 17:00 horas, por lo que hay que estar atento a emprender la caminata de vuelta antes de las 16:00 horas, si querés regresar el mismo día a Santa Marta.
  • Conocer Minca. Minca es un pequeño pueblo que queda a 14 kilómetros de Santa Marta en la Sierra Nevada. Por su entorno natural y su ubicación a 650 msnm es ideal para hacer ecoturismo, probar cerveza artesanal y café local, y refrescarse del calor intenso de Santa Marta con unas vistas únicas al Caribe. Para llegar se pueden tomar los buses en el Mercado y para quedarse hay hostales y posadas como Casa Elemento.

IMG_20161228_134113_210

  • Ir a la playa: las playas del centro de la ciudad no son las más agradables, por lo que es recomendable elegir alguna de las playas en las afueras: Playa Cristal, Bahía Concha y Playa Grande son las más conocidas. A algunas se puede llegar en taxi y a otras en lancha desde Taganga. El Rodadero es el balneario más concurrido de Santa Marta y el que concentra una gran oferta hotelera. Para alejarse de las multitudes hay que irse hacia la parte sur, donde todo es más tranquilo y las puestas de sol son hermosas.

IMG_20180121_122653_518

¿Dónde comer?

Ouzo: uno de mis favoritos, comida mediterránea (recomiendo los ñoquis) y pizzería en la terraza.

Lulo: el ambiente ideal, la mejor atención y los jugos y batidos más ricos.

img_20180624_072121-017671331174675469715.jpeg

Marmi: Ideal para una cena romántica por su ambiente y sus platos italianos (mis preferidos los ravioles de ricota y espinaca con peras y queso azul y el volcán de chocolate).

Oliva: De la misma chef que Marmi y pegado a éste, un buena opción para desayunar o tomar el café de la tarde con alguna torta deliciosa (recomiendo los palitos de queso).

Pizza y pasta: uno de los secretos del Rodadero que en serio casi que no quiero compartir, solo digo “salsiccia y gorgonzola”.

Donde Chucho: clásico de los clásicos también en El Rodadero, ceviches, cóctel de camarones y la famosa “ensalada chucho” con anguila ahumada.

La Perla: comida de mar y sabor caribeño en el centro histórico.

La Canoa: fusión francesa-caribeña en platos y postres, funciona en una encantadora casa estilo republicano.

¿Dónde alojarse?

Santa Marta es un gran destino turístico con una variada oferta hotelera distribuida en los sectores que les comenté más arriba. Hay hoteles más corporativos, otros más familiares, casas y apartamentos para alquilar, hostales y hoteles boutique (mis preferidos). Les paso cuatro opciones comprobadas, pero una buena búsqueda en los portales de hoteles y un contraste con TripAdvisor pueden ayudarlos a encontrar el ideal para ustedes.

  • Hotel Casa Carolina: en el centro histórico, la mejor atención, ambiente boutique y tres piscinas para elegir.
  • La Villana Hostel: también en el centro histórico una opción más económica. Para enamorarse de su patio interno lleno de palmeras.

  • Tamacá Beach Resort: en El Rodadero, enfrente a la playa y con una gran piscina al aire libre.
  • Apartamento en Playa Salguero o en Playa Dormida: alquilar un departamento es una muy buena opción para grupos o familias. Generalmente están enfrente al mar o a una corta caminata.

Algunos tips extra

  • Santa Marta queda a alrededor de 1 hora de vuelo desde Bogotá y a 955 kilómetros en auto. Desde Cartagena salen buses y transportes puerta a puerta que tardan alrededor de 4 horas.
  • Si te gusta la arquitectura o si simplemente querés otra mirada de la ciudad, un buen plan es caminar por el barrio El Prado, construido durante la bonanza bananera, con calles amplias y arboladas y casonas de marcado estilo norteamericano.
  • Si te queda algo de tiempo y te interesa la historia, la Quinta de San Pedro Alejandrino fundada en 1608 y conocida por ser el lugar donde murió Bolívar en 1830, abre sus puertas para recorrer la Quinta, el Museo Bolivariano de Arte Contemporáneo y el Jardín Botánico.
  • Si tuvieras aún más tiempo, a 1 hora y media de bus o auto se encuentra Aracataca, donde se puede conocer la casa natal de Gabriel García Márquez que hoy es una encantadora Casa Museo.
  • Marea es una de mis tiendas favoritas en el centro histórico de Santa Marta. Se especializa en productos para la playa (trajes de baño, bolsos, pareos, etc.) y me encanta porque sus diseños son 100% colombianos.
  • Siempre paso por la tienda de la Fundación Pro Sierra (Calle 17 #3-83) y llevo una bolsa de café Biosierra. 

img_20180625_095312-018596798178325278203.jpeg

Espero que les sea útil esta información y los invito a compartir sus recomendaciones de Santa Marta!

Hasta la próxima,

Mechy

 

Un comentario sobre “Santa Marta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s