10 cosas para hacer en La Candelaria*

La Candelaria, el barrio mágico de Bogotá, perderse por sus calles es como leer una poesía criolla, antigua, popular, republicana, legendaria y urbana.

Processed with VSCO with e2 preset

A continuación, una propuesta para recorrer este barrio de la capital colombiana sin perderse nada.

1. Monserrate

El punto de partida ideal para empezar a recorrer Bogotá. Hay que llegar antes de que abran (revisar aquí los horarios) para no demorarse en la fila del teleférico o el funicular, los dos transportes que suben pasajeros. A 3000 metros y en un día despejado, la vista es espectacular. Y antes de bajar ¿qué tal un desayuno típico en la histórica casa del restaurante Santa Clara?

2. Museo de Botero

La segunda parada de este tour es sin duda el museo del famoso artista colombiano. No solo la motivación son las pinturas y esculturas que se exhiben, el museo funciona en un hermoso y antiguo claustro que ya de por sí vale la visita. Y si uno ya está acá, vale totalmente la pena recorrer la colección de arte moderno latinoamericano del Museo Miguel Ángel Urrutia. La admisión de ambos museos es gratuita y hay que tener en cuenta que cierran los martes.

2. Madre

Escondido al final de una galería de venta de esmeraldas, este galpón industrial chic sorprende al visitante por su gran ambiente. Perfecto para un café o un cóctel, o para probar alguna de sus pizzas hechas en horno a leña.

IMG-20190402-WA0068

3. Claustro de San Agustín

El recorrido por la Plaza de Bolívar siempre incluye una pasada por el frente de la Casa de Nariño (sede de la Presidencia de la República y residencia oficial), y aunque el Claustro de San Agustín se ubica justo en su costado occidental, suele pasar desapercibido. Es otra forma de entrar (la entrada es gratuita) a un maravilloso edificio construido en el Siglo XVIII y que, al pertenecer a la Universidad Nacional de Colombia, cuenta con una interesante oferta de exposiciones.

Processed with VSCO with e1 preset

4. Café Rec

Después de tanto andar Café Rec es perfecto para recargar energías con un machiatto y una porción de alguna de las tortas que se disponen en el mostrador. Para quienes prefieren una cerveza, la cervecería más conocida de la capital colombiana tiene ahí mismo una sucursal.

dav

5. Fragmentos, Espacio de Arte y Memoria

Ni locales ni visitantes deberían perderse esta conmovedora instalación artística y de memoria (también llamada contra-monumento) ideado por la artista Doris Salcedo: un espacio de reflexión cuyo piso fue realizado con la fundición de 8.994 armas entregadas por la antigua guerrilla FARC luego de la firma del Acuerdo de Paz. Interpelador y necesario.

6. Padre

Un descubrimiento reciente, la carta de este restaurante es una delicia: ingredientes típicos colombianos reunidos en abundantes platos que se disfrutan de principio a fin, en un ambiente que mezcla de manera seductora lo antiguo y lo moderno. Además, una barra de cafés y postres para no perderse.

7. Plaza de Bolívar

La plaza mayor de la ciudad, infaltable en cualquier recorrido por el centro histórico y un gran spot para fotografiar arquitectura e historia con el magnífico trasfondo de los Cerros Orientales.

IMG_20190916_162824

8. Prudencia

Ya lo he recomendado en otros posts, pero es una de las mejores propuestas de La Candelaria. Abre de jueves a domingo sólo para el almuerzo y cambia el menú cada 15 días. Una mezcla de investigación y arte, cocina de autor y técnicas multiculturales.

IMG-20190402-WA0079

9. Entre calles y carreras

Carrera 2 entre calles 11 y 9, Carrera 3 o Calle de Verma y Calle 7 hasta Carrera 6. Este pequeño recorrido está lleno de fachadas coloridas y de curiosas calles con mucha historia. Cruzando la Calle 7 hacia el sur, sobre la Carrera 6 se llega al Archivo de Bogotá, un edificio interesante para quienes disfrutan de la arquitectura.

10. Una película en la Cinemateca de Bogotá

Con una nutrida programación y varias opciones de visitas guiadas, la nueva Cinemateca de Bogotá es una excelente opción para cerrar el recorrido por el barrio.

*Advertencia: como en cualquier zona céntrica de una capital latinoamericana hay que tener cuidado con los atracos, especialmente en lo que se refiere a cámaras fotográficas y celulares. No significa que no se pueden usar, pero hay que tomar las debidas precauciones.

Esta guía puede complementarse con esta que puedes leer aquí.